Control de la industría

evaluar y valorar los productos

Control de la industría

Una empresa tiene con frecuencia que evaluar y valorar si sus productos, procesos e instalaciones o los de sus proveedores, para verificar que responden a las especificaciones que exige la legislación, además de los rigurosos criterios de calidad que exige el mercado de hoy en día.

Para la realización de estas evaluaciones y valoraciones ponemos a su disposición técnicos auditores para la realización de auditorias. En este sentido cabe destacar:

  • Auditorias de homologación de proveedores. (fabricantes de marca blanca, proveedores de productos estratégicos, etc.)
  • Auditorias previas a la solicitud de Registros Sanitarios de Alimentos.
  • Auditorias para la verificación del funcionamiento de los sistemas de HACCP.
  • Auditorias de calidad higiénico-sanitaria, en el caso de que se quiera valorar el sistema implantado para el aseguramiento de la calidad higiénica de la empresa.
  • Detección de origen de problemas sanitarios y tecnológicos cuando son detectados en análisis, por nuestros clientes o por la administración.
  • Auditorias e inspección de productos para comprobar si cumple las condiciones técnico-sanitarias u organolépticas especificadas por las normas internas, por la legislación o por los contratos con clientes (Control de contenido efectivo, limites analíticos...)
  • Estudio y Mejora de procesos para reducir sus tiempos de proceso y conseguir con ellos mejoras competitivas.

Los laboratorios cuentan, gestionado con el departamento de asesoría, con servicio de recogida de muestras y diseño de programas de muestreo.

En colaboración con el departamento técnico de su empresa, nuestros expertos diseñan un sistema de muestreo específico y suficiente que asegure y mantenga los niveles óptimos de confianza de sus clientes.

Contamos con un servicio especializado de recogida de muestras. Un técnico de nuestros laboratorios se desplaza hasta sus instalaciones para realizar la toma de muestras. Esta toma de muestras se realiza en condiciones asépticas y se trasladan al laboratorio en contenedores isotérmicos de manera que se mantenga la cadena de frío durante el trayecto hasta su llegada a los laboratorios.